Menú Principal

Historia del Hospital

La atención médica en Temuco se inició el mismo día de la fundación de la ciudad, el 24 de febrero de 1881. Le correspondió asumir esa responsabilidad al cirujano Pedro Barrios, de la fuerza expedicionaria a las órdenes del ministro Manuel Recaberren. Poco después es reemplazado por el cirujano 1º del Ejército, Joaquín Chávez Luco.

Comienzan así a implementarse paso a paso los primeros cuidados médicos, con el fin de cubrir las necesidades de salud de la población. Todo, acorde al crecimiento del territorio y también en virtud al aumento del número de personas que se radican en la zona, quienes, por supuesto, necesitan un establecimiento asistencial de salud.

Casi 20 años después de estos primeros antecedentes médicos, en 1898, la incipiente ciudad de Temuco emprende la tarea de dotar de Hospital a sus pobladores. La primera edificación estaba ubicada en la esquina de calles Montt y Blanco, en la plataforma superior del desnivel que existía frente a la plaza León Gallo. La sencilla edificación fue construida de madera y cubierta con hierro galvanizado, según detallan los registros históricos, edificación que con los años asumió el nombre de Hospital de Niños de Temuco, que precedió como construcción al primer hospital de la ciudad.

Hacia 1916, este antiguo hospital de caridad, administrado por las “Monjitas Hospitalarias de San Carlos”, contaba con 36 camas para hombres y 17 camas para mujeres, para una población que recién se empinaba sobre las 16 mil almas.

Recién en 1929, durante la dirección del doctor Anibal Carrillo, se colocó la primera piedra de la nueva obra que sería puesta en marcha en 1933 y que constituye un avance notable, entre otras cosas, por contar con una maternidad. En total 5.016 m2 de edificación sobre un terreno de 35.000 m2.

Pese a estos avances, el incesante incremento de la población convirtió a Cautín en la segunda provincia con menos cantidad de camas después de Chiloé. Tan sólo un 1,1 º/ºº por cada mil habitantes, por lo cual el progreso que experimentó su dotación instrumental y humana, fueron insuficientes para equiparar el crecimiento paralelo de la ciudad y el avance cada vez más vertiginoso de las técnicas de la medicina.

La primera solución a este problema fue dada en el año 1936, gracias a la creación en la provincia del Consejo de Defensa y Adelanto de Cautín, que permitió incrementar la dotación de camas y mejorar el instrumental técnico existente.

Solamente 24 años más tarde llega la segunda solución, la decisión de construir un nuevo edificio lo que estuvo influido por los daños dejados en la vieja infraestructura por el Terremoto de 1960. No obstante los funcionarios, ya antes de la inauguración del Hospital principal se vieron en la obligación comenzar a ocupar estas nuevas instalaciones, producto de la explosión de las calderas del recinto en 1962.

Por esta razón, el Hospital de Temuco fue inaugurado solemnemente el 23 de febrero de 1963. En su portada El Diario Austral titula: “Temuco: El Hospital Más Moderno Inauguran Hoy”. La edificación de 16.799,4 m2 de superficie incluye actualmente los servicios clínicos de Medicina,  Cirugía, Gíneco – Obstetricia; Pediatría, Cirugía Infantil, Psiquiatría y Pensionado, además de la Dirección del Hospital, Contabilidad, Recursos Humanos, SOME, Abastecimiento, Banco de Sangre, Anatomía Patológica, Hemodiálisis y Farmacia.

Esta importante obra contó para el día de su inauguración con la presencia de diversas autoridades de carácter nacional y local, entre ellos el Ministro de Salud de la época, Dr. Benjamín Cid; el Ministro de Minería, Joaquín Prieto Concha; el Director General de Salud, Doctor Gustavo Fricke; el director zonal de Salud, Dr. Jorge Bächler; el Presidente de la Sociedad Constructora de Hospitales, Dr. Sótero del Río; el Intendente, Oscar Schlayer; los parlamentarios Julio Durán, Hardy Monberg y Víctor González; los  doctores Amador Negheme y Enrique Laval; el Director Zonal Subrogante, Guillermo Chandía y la Directora del Hospital Doctora Haydee López. Además asistieron representantes de la comunidad como el entonces alcalde de Temuco, Victor Carmine; el presidente de la Ilustrísima Corte de Apelaciones, Oscar Carrasco; el presidente del Consejo de Adelanto y Reconstrucción don Luis Reimer y el Obispo de la Ciudad, Monseñor Bernardino Piñera.

Luego de haber cumplido con esta necesaria y trascendental tarea para la salud de la población de Cautín, en 1968, se decide remodelar el hospital antiguo para aumentar la utilidad del establecimiento, quedando unidos ambos edificios a través de pasillos interiores. En ese entonces se hablaba del hospital más Moderno de Chile y quizás de América Latina.

La situación convulsionada de los años 70, no significó que el Hospital detuviera su acción social dirigida a los enfermos de la región. En este período se estableció por primera vez la Unidad de Cuidados Intensivos, y se dispuso de la Especialidad de Neurocirugía. Además se llevó a cabo la inauguración del Hospital Remodelado, en 1976.

Con el retorno de la democracia se inician una serie de inversiones en el área hospitalaria. En el mes de mayo de 1993 se inaugura el Auditorio del Hospital y es remodelado el pensionado. Posteriormente el 27 de febrero de 1994, se da inicio al funcionamiento el Centro de Diagnóstico Terapéutico, edificación de 10.537, 4 m2 de superficie. En sus dependencias, comienza la entrega de toda la atención ambulatoria de especialidades, incluyendo los pabellones ambulatorios. Meses más tarde el 18 de noviembre de 1994 es inaugurado el Servicio Dental de esta unidad clínica. A estas obras se suma en 1996, la construcción de los 12 pabellones centrales del establecimiento.

NORMALIZACIÓN

 

En el año 1997, se da la partida al concepto de necesidad de Normalización del Servicio de Urgencia. A partir de ello, toma cuerpo el proyecto de la construcción de la Primera parte de la Unidad del Paciente Critico (UPC1). Esta edificación de 7.931 m2, comenzó su construcción e implementación durante el año 2000, fue inaugurada en el mes de diciembre de 2001, Incluye los servicios de UCI – UTI Adultos, Emergencia Adultos; Infantil y Gíneco – Obstétrica.

Durante la Celebración del Día del Hospital, el 3 de octubre de 2003, es asumida una deuda histórica, el establecimiento es bautizado con el nombre de Doctor Hernán Henríquez Aravena, quien fuera director del establecimiento hasta el año 1972 y posteriormente director zonal de salud.

El 3 de junio de 2004 nuestro hospital continuó escribiendo la historia de la medicina de la Araucanía, afianzándose como el centro de salud de mayor importancia del sur de Chile, gracias a la inauguración del edificio de la Unidad del Paciente Crítico segunda etapa que cuenta con Unidad de Partos, Neonatología, UCI y UTI Infantil, además del más moderno Servicio de Imagenología del Sur de Chile

Otro de los avances en el desarrollo institucional del Hospital Dr. Hernán Henríquez Aravena es la obtención de la Calidad de Hospital Autogestionado en marzo de 2006, más aún al considerar que nuestro establecimiento fue el primer hospital de regiones, entre todos los hospitales del país. Con ello son traspasadas al hospital una serie de atribuciones que anteriormente dependían del Servicio de Salud Araucanía Sur.

Sin duda el crecimiento del Hospital, está estrechamente relacionado al proyecto de Normalización que durante el 2007 comenzó su etapa más compleja con la construcción del MÓDULO de ATENCIÓN Y HOSPITALIZACIÓN DE PSIQUIATRÍA, una TORRE de atención Clínica de 9 pisos, que reemplaza al edificio remodelado, y la cimentación de un MODERNO MÓDULO DE ACCESO AL ESTABLECIMIENTO, que alberga los servicios administrativos.

TERREMOTO

Nuestra Historia siempre ha estado ligada a dificultades y nada ha sido sencillo de sacar adelante. Lo que se vislumbraba como un futuro promisorio en tres minutos quedó reducido sólo a sueños. A las 03:34 horas de la madrugada del 27 de febrero de 2010, uno de los mayores terremotos de la historia azotó a nuestro país. Su epicentro se ubicó en las cercanías de la ciudad de Concepción con 8,8 grados de intensidad.

En nuestra ciudad, el terremoto causó un gran temor en la población y se tradujo en la contabilización de 3 personas fallecidas y diversos edificios de la ciudad gravemente dañados producto del movimiento telúrico. Entre ellos uno de los más afectados el Complejo Hospitalario Dr. Hernán Henríquez Aravena.

Del total de edificios que formaban hasta entonces parte del hospital, gran parte sufrió daños que impiden su utilización. El Edificio Principal construido a principios de la década del 60, tuvo que ser completamente evacuado y reubicar a sus pacientes en otros espacios. Luego de semanas de evaluación volvió a ser utilizado, sólo en parte.

Por su parte la edificación del CDT, quedó inutilizada, debiendo, hasta el día de hoy, reubicar las unidades de especialidades en diversas locaciones en su mayoría consultorios de atención primaría.

Uno de los sectores más seriamente dañados fue Pabellones. Del total de Pabellones existentes quedaron sólo los que estaban ubicados en el edificio de la Unidad del Paciente Crítico. Es decir de un total de 20 pabellones sólo dos quedaron en pié.

En suma por casa del terremoto el Hospital perdió más de un 80% su capacidad resolutiva.

Pese a todo, el Hospital continúa prestando atención de salud gracias al esfuerzo mancomunado de todo su personal.