Menú Principal
John Locke
"Frecuentemente hay más que aprender de las preguntas inesperadas de un niño que de los discursos de un hombre"