Menú Principal
4 de agosto de 2022

Comité de Ética Asistencial del HHHA recibe a sus nuevos integrantes y agradece compromiso de quienes cumplieron su ciclo

Con una significativa ceremonia, realizada en el hall del Hospital Dr. Hernán Henríquez Aravena de Temuco, se renovó a los integrantes del Comité de Ética Asistencial del establecimiento, cuya función principal, es asesorar a la Dirección del Hospital en la toma de decisiones que inciden en aspectos relacionados con la ética en el ejercicio de las profesiones de salud y en los derechos de los pacientes. Delibera en torno al problema presentado con un enfoque amplio, con discreción y desinteresado del caso que se presente.

En la oportunidad, se agradeció la participación de funcionarios y funcionarias que participaron y concluyeron su ciclo en el CEA, cumpliendo su trabajo con compromiso y de manera desinteresada.

Asimismo, se le dio la bienvenida a quienes, desde ahora, asumen este desafío, formado por 8 personas compuestas por dos médicos, una trabajadora social, un abogado, dos enfermeras, una matrona y un representante del Consejo de la Sociedad Civil cuya designación corresponde al director según terna presentada por el comité.

Eugenia Quiñones, jefa de Trabajo Social del Hospital, es una de las profesionales que trabajó en el comité comentó que “sólo puedo agradecer la posibilidad de haberlo integrado, el objetivo principal para mí era contribuir a entregar más bienestar a las atenciones de salud de los usuarios y sus familias. Trabajé con un equipo de excelencia avanzando en acuerdos, aportes o sugerencias correctas, ya sea en lo personal, social, o profesional. Me voy feliz, emocionada, para mí fue un tiempo ganado, convencida de que los cambios son necesarios y una oportunidad para renovar energías, proponer nuevas metas y objetivos que contribuyan hacer del hospital una institución vista y sentida por los usuarios más humanizada e inclusiva”.

Velar por el paciente

Dentro de los requisitos a cumplir en el ámbito de la dignidad del paciente del sistema nacional de acreditación en calidad, se incluye que el prestador institucional somete formalmente a evaluación ética las situaciones o eventos de esa índole que afectan la atención de los pacientes.

El proceso de acreditación en calidad viene a formalizar este Comité, monitorear el registro de casos presentados y potenciar que todos los médicos del establecimiento conozcan la forma de acceder en caso de necesitarlo.

El comité de ética es un ente autónomo que tiene la misión de ofrecer respuestas en ámbitos como la dignidad de las personas en el proceso final de la vida, el respeto a la autonomía del paciente, así como las inquietudes que puedan suscitar determinados avances, velando siempre porque se respete la integridad de las personas, sus derechos y libertades fundamentales con respecto a la salud.

Al respecto el Dr. David Díaz Cárdenas, médico internista del hospital y actual presidente del CEA señaló que el Comité se reúne, por normativa, a lo menos, una vez al mes y ocasionalmente hay que coordinar con el equipo alguna reunión. “Trabajamos con todos los valores que trae la tecnología en medicina y en casos que vemos en nuestro hospital que son de altísima complejidad. Con esta identificación de valores en riesgo nos protegemos con fundamentación ética y psicológica para dar dignidad y, sobre todo, defender al paciente”.

Heber Rickenberg Torrejón, director del Hospital Dr. Hernán Henríquez Aravena destacó la importancia del comité de ética asistencial en la calidad y seguridad para los pacientes.

“Hoy estamos renovando este comité que está al servicio del hospital asesorando también a la dirección para recoger todas aquellas inquietudes que tengan, tanto los especialistas, como las diversas personas que trabajan en el ámbito clínico. Este comité tiene que enfrentar estas situaciones y tratar de resolver de acuerdo a los valores que están dentro del concepto de calidad y seguridad del paciente”.

¿En qué casos actúa el comité?

Cuando hay duda del profesional tratante acerca de la competencia de la persona para adoptar una decisión autónoma; cuando se estime que la decisión autónoma manifestada por la persona o su representante legal, le expone graves daños a su salud o al riesgo de morir; ante una posible aplicación de alta forzosa por parte de la dirección del establecimiento, a propuesta del profesional tratante, cuando la persona expresare su voluntad de no ser tratada, de interrumpir el tratamiento, o se negare a cumplir las prescripciones del profesional tratante y en caso de personas con discapacidad psíquica o intelectual que no se encuentra en condiciones de manifestar su voluntad.

El procedimiento del Comité tiene carácter de recomendación y sus integrantes no tienen responsabilidad civil, ni penal derivada de esto.