Menú Principal
31 de mayo de 2019

En el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple, pacientes del HHHA aseguran que la enfermedad ya no es invalidante.

Usuarios y especialistas conmemoraron día con la realización de taller- desayuno

Constanza es una de las aproximadamente 50 personas diagnosticadas en la Región de La Araucanía con esclerosis múltiple (EM) que forma parte de la Agrupación de Esclerosis Múltiple a cargo de las Dras. Pía García, Carolina del Castillo y la enfermera Basty Sanhueza, quienes desde el año 2012, conmemoran el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple con un taller en el que tratan diversos temas y técnicas de autocuidado finalizando siempre con un desayuno de camaradería.

«Tenía 19 años y tuve una neuritis óptica que es una parálisis en el ojo, fui al oftalmólogo y él me dijo que fuera el mismo día o el siguiente al neurólogo y cuando me hicieron resonancia magnética apareció la Esclerosis”. Ahora, después de 15 años conviviendo con la que llaman la enfermedad de las mil caras, Constanza asegura que luego de comenzado su tratamiento su vida cambió completamente. “Hace 3 años me comencé a tratar con la Dra. Carolina del Castillo y estoy con un tratamiento súper bueno. He pasado por altos y bajos épocas que con suerte puedo caminar, pero han ido disminuyendo. Hubo un tiempo que no podía ni bajar escaleras, pero con el tratamiento actual puedo bajar escaleras hasta corriendo” señaló.

La Esclerosis Múltiple es un trastorno del sistema inmunológico que ataca el sistema nervioso central por mecanismos inflamatorios y degenerativos. no es contagiosa, ni hereditaria, ni mortal. El curso de la enfermedad es de difícil pronóstico y durante la vida del paciente va cambiando. Por lo mismo, no hay un único tratamiento, sino distintas alternativas para distintos momentos de la enfermedad y de la vida del paciente.

Según explicó la médico encargada del Programa de Esclerosis Múltiple del Hospital Dr. Hernán Henríquez Aravena de Temuco, Dra. Pía García, esta enfermedad comienza entre los 20 y 40 años con una mayor prevalencia en las mujeres, sus síntomas generalmente son disminución de agudeza visual, equilibrio, fuerza de alguna extremidad, hormigueos, pérdida de sensibilidad o de control de esfínteres que pueden ser presentados como “brotes” o episodios que duran más de 24 hrs. La especialista enfatizó que “hay medicación muy buena que ayuda a hacer más lenta la evolución, pero la EM no tiene cura ya que es una enfermedad autoinmune es decir el sistema inmunitario ataca la mielina que recubre las fibras nerviosas, lo cual causa problemas de comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo enlenteciendo su vida, pero, en su mayoría, no impacta su autonomía.

El llamado que realiza la especialista es “a saber que existe, que hay personas que tienen esta enfermedad que, hay personas que tienen más fatiga de lo normal, que caminan un poco mal, temblor en las manos y al no saber de esta enfermedad los estigmatizan más aún al ser jóvenes, pero hacer su trabajo cotidiano a veces les cuesta el doble, por lo que mi llamado es a conocer y entender esta enfermedad”.